Ritual para proteger mi casa

Ritual para proteger mi casa

Voy a enseñarte un ritual de protección para el hogar sencillísimo, fácil de realizar y extremadamente efectivo ¡Pongámonos en marcha! Este es el ritual para proteger mi casa que necesitas para sentirte segura en tu hogar y con la que estoy segura que conseguirás tu objetivo.

Se puede decir que los hechizos de protección para el hogar son muy beneficiosos, incluso aunque no exista una amenaza clara para nuestro hogar. Siempre es un buen momento por cuidar de tu hogar, de tu familia. Del lugar que identificas como seguro y de el entorno en el que pasas la mayor parte del tiempo. Los rituales para la protección tratan directamente con la Fuerza natural y con nuestra propia energía.

Materiales Ritual para proteger mi casa

Los materiales que necesitamos para el ritual para proteger mi casa son los siguientes.

–       Dos velas de color rojo

–       Una vela de color blanco

–       Vela de color verde

–       Incienso limpia casa

–       Aceite de protección

–       Quemadores para el incienso y para el aceite

–       Una plata de hacer bonito para el comedor o la habitación principal

 

Una vez que dispongas de todos los materiales, es el momento de continuar. Ahora vamos a ver los pasos a seguir para llevar a cabo ese ritual para proteger mi casa tan sencillo.

Lo primero que debes hacer es colocar las velas dentro de la plata. Las puedes colocar como mejor te vaya y te guste, pues deben quedar bien y a tu gusto. Luego, prende el incienso limpia casa y el aceite de protección. Por último, prende las velas en el orden que quieras.

Mientras prendes las velas, debes recitar una oración para ti en la que pidas que las fuerzas del Universo, ayudadas por las velas y el incienso, te ayuden a tener la seguridad para ti y para los tuyos. Que podáis estar tiempo juntos, con calma y la protección que esperas del hogar.

Y, cuando hayas finalizado con tu oración, es momento de apagar el incienso y el aceite. Por último, apaga las velas. Sitúa la plata en un sitio que se vea del comedor o de la parte principal de tu hogar. Verás que te sentirás mucho mejor en casa a partir de este mismo momento.

Mucha suerte en tu ritual, espero que todo se desarrolle como esperas. Se que tu casa estará protegida. Te deseo lo mejor y te doy toda mi fuerza para que lo consigas.